CIA PARA PRINCIPIANTES (PARTE II: GUERRA FRÍA)

Ciapapers1a2

Como se dijo en la entrada anterior, esto no es nuevo… es una guerra que utiliza los mismos actores, las mismas estrategias y persigue los mismos fines, pero refinándose constantemente.

La guerra había demostrado ser muy costosa, pero excepcionalmente rentable si se conocían los mecanismos, siendo el principal “tener un enemigo”.

La creación de enemigos no era una idea nueva en la historia norteamericana. Recuérdese que durante el Siglo XIX las imaginarias “amenazas extranjeras” fueron México y España.

Luego ese lugar lo ocuparon los chinos, vietnamitas, coreanos, cubanos, dominicanos, y en épocas recientes la URSS, nicaragüenses, árabes, iraníes, iraquíes o Bin Laden, Al Qaeda, el Eje del Mal, el terrorismo internacional… cada uno más malvado que el anterior.

En la postguerra Alemania, Italia y Japón habían sido derrotados. La Unión Soviética quedó devastada por el conflicto, pero podía ser el enemigo ideal.

La construcción de un enemigo que justificara el creciente gasto militar y la necesidad de garantizar las ganancias a los grupos económicos que se involucraron en la guerra, unido a una creciente demanda de recursos, hace que la CIA se expanda, fortalezca y alcance niveles de sofisticación inimaginables.

Durante la llamada Guerra Fría “La Compañía” se convierte en la herramienta para garantizar y consolidar la hegemonía norteamericana en el mundo.

kkgb

La respuesta dada por el bloque comunista (la Stasi de Alemania Oriental y especialmente la KGB soviética) resultó inadecuada para neutralizar el efecto psicológico que se en moldea en occidente.

Ciapapers2A2

RECAPITULANDO

A fines de la Segunda Guerra Mundial muchos países europeos se debaten entre dos frentes. En algunos de ellos “los comunistas” tienen grandes posibilidades de hacerse con el poder, lo que sería un obstáculo en la vía de la dominación de Estados Unidos.

El gobierno de ese país, encabezado por Truman, da manos libres al Office of Strategic Services (OSS) para comenzar sus tareas de injerencia utilizando cualquier método posible para frenar a “la amenaza roja”. El problema es que esta oficina se había  convertido en un club de industriales, millonarios y políticos tan poderosos (como Ford y Rockefeller) que en algunas esferas del país se le llamaba “Oh, so snobs” (Oh, tan esnobs) como broma.

Estos poderosos financian el perfeccionamiento de métodos que incluyen guerra económica, cultural y psicológica, propaganda, acciones encubiertas, sabotaje, espionaje y soborno. Agentes norteamericanos comienzan el apoyo a grupos clandestinos con acciones encubiertas.

Allen Dulles, su equipo de ex militares nazis y la naciente CIA cuenta con una chequera de gastos ilimitada, a expensas del pueblo norteamericano y de muchos organismos como el  Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), además de grandes empresas transnacionales, que tienen como único fin asegurar la expansión militar, ideológica y económica del imperialismo norteamericano.

Reinhard Gehlen, el más notable de los nazis “rescatados” durante la Operación Paperclip (llamada originalmente Operación  Overcast realizada por el Servicio de Inteligencia y Militar de los Estados Unidos  para llevar a Estados Unidos a militares y científicos del Tercer Reich) crea la Red Stay Behind (base de la Operación Gladio). Y para asegurarse una parte del dinero norteamericano propaga  la paranoica idea de la “amenaza comunista”.

Por más de diez años Gehlen y sus hombres  fueron la fuente de “inteligencia” de Estados Unidos. Pero esa información era falsa. Gehlen miente sobre las capacidades bélicas de la Unión Soviética. Así comienza la Guerra Fría.

Ciapapers2M2

MEDIOS Y MIEDOS: LOS INICIOS DE LA GUERRA PSICOLÓGICA Y CULTURAL

En 1948 se crea la Oficina de Coordinación Política o ala de acción encubierta. Sus fines incluyen “propaganda, guerra económica, acción directa preventiva, incluso el sabotaje, anti-sabotaje, demolición y procedimientos de evacuación; la subversión contra estados hostiles, incluyendo la ayuda a los grupos de resistencia clandestina y el apoyo de elementos anti- comunistas indígenas en los países amenazados del mundo libre”.

Radio Europa Libre nace en 1949 y fue el primer proyecto de la CIA de propaganda masiva. En el mundo se refuerza la idea del “monstruo comunista soviético”.

Internamente se implementa la Operación Sinsonte (Mockingbird) encabezada por Allen Dulles, Richard Helms, Frank Wisner, y Philip Graham (publicista de “The Washington Post“) para reclutar medios de comunicación y periodistas como espías y propagandistas.

La lista incluye a Associated Press, Newsweek, Time, Reuters, United Press International (UPI), NBC, CBS, ABC, William Randolph Hearst, Stephen Spender, Anthony Crosland, Michael Josselson, George Orwell, Robert Lowell, Irving Kristol, Dwight MacDonald, Melvian Lasky, Isaiah Berlín, Sydney Hook, y al menos cuatrocientos periodistas y escritores más.

Culturalmente se moldea una idea anticomunista que es diseminada y fortalecida mundialmente por los operadores psicológicos y colaboradores de la CIA.

El resultado son guerras civiles, millones de muertes y un incremento en el subdesarrollo y la pobreza de gran parte de la humanidad.

50s

La década de los 50 muestra los primeros frutos de ésta guerra cultural y psicológica: en Irán Mohammed Mossadegh es derrocado mediante la “Operación Ájax“, en Guatemala Jacobo Arbenz corre igual suerte, la Guerra de Vietnam es el resultado de la guerra sucia de la CIA, en Hungría se transmite (vía Radio Europa Libre) el discurso donde Khruschev denunció a Stalin lo que genera una revuelta sangrienta, en Laos financia la “Armee Clandestine”, en Haití los “Tonton Macoutes” de Duvalier, en el Tíbet recluta a los llamados “jinetes Khamba” para apoyar al Dalai Lama contra China.

60s

Los 60 comienzan con Bahía de Cochinos y la “Operación Mangosta” para asesinar a Fidel.

En República Dominicana la CIA asesina a Rafael Trujillo después de apoyarlo desde 1930, en Ecuador el Presidente José Velasco es obligado a renunciar y Carlos Arosemena es derrocado, en el Congo es asesinado Patrice Lumumba con la colaboración de la CIA y Bélgica.

En República Dominicana es derrocado Juan Bosch y la rebelión que le sigue es aplastada por los marines norteamericanos, en Brasil derrocan a Joao Goulart y la CIA es responsable de la creación de los escuadrones de la muerte.

En Indonesia Achmed Sukarno es derrocado después de una terrible guerra sucia. El gobierno estadounidense negó su participación, incluso después de un B-26 de la CIA fue derribado y su piloto, Allen Pope, fue capturado. En Grecia Andreas Papandreous cae también y es seguido por el “reino de los coroneles“.

En Camboya es derrocado Norodom Sahounek y se impone el Khmer Rouge, que termina asesinando a millones de camboyanos. Y en Bolivia una operación militar organizada por la CIA termina con el asesinato del Che.

70s

Los 70 son particularmente sangrientos en el historial de la CIA. En Bolivia es derrocado  Juan Torres y Hugo Banzer comienza su terrible dictadura.

Nixon envía a un equipo del Comité para Reelegir al Presidente (CRP) a micrófonos ocultos en las oficinas del Partido Demócrata. Este comité es coordinado por la Compañía Mullen, un frente de la CIA. Es el escándalo de Watergate que termina con la renuncia de Nixon.

En Chile es derrocado y muerto Salvador Allende, el primer dirigente socialista democráticamente electo en América Latina. El golpe pone en el poder a Augusto Pinochet.

En Australia derroca a Edward Whitlam y Henry Kissinger promueve la guerra en Angola respaldada por la CIA.

En Irán se produce la “crisis de los rehenes” que fue un acto de retaliación de los iraníes por el golpe de la CIA de 1953 contra Mossadegh en Irán. Los musulmanes toman a cincuenta y dos rehenes estadounidenses en la embajada de EEUU en Teherán.

Desde “La Compañía” se implementa la “Operación Argo” para rescatar a seis diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en Teherán, acción que la película de Ben Affleck tratan de mostrar como un éxito que en realidad solo sirvió para llevar al poder al régimen islámico del Sha Ruhollah Jomeini que tenía una  fuerte  retórica antiestadounidense.

En Afganistán se produce la invasión soviética y la CIA siembra la semillas de Al Qaeda. El Jeque Omar Abdel-Rahman apoyará el bombardeo al Centro de Comercio Mundial (WTC) en Nueva York.

Estos errores le costaron la reelección a Carter, que perdió en noviembre de 1980 y puso en la presidencia a Ronald Reagan.

80s

Los ochenta son recordados por el asesinato en El Salvador del Arzobispo Oscar Romero por orden de Roberto D’Aubuisson. La CIA entrena los escuadrones de la muerte que acabarían con la vida de casi setenta mil salvadoreños.

Leopoldo Castillo, quien era embajador de Venezuela en El Salvador, se gana su alias de “El Matacuras” por su colaboración en la muerte de seis religiosos jesuitas que simpatizaban con el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional, durante la Operación Centauro, nombre de código del plan diseñado para eliminar a esos sacerdotes y que se ejecutó el 16 de noviembre de 1989.

El Escándalo Irán-Contra descubre a la CIA vendiendo armas a Irán y traficando drogas para financiar a los Contras que pelean contra los Sandinista en Nicaragua. Oliver North seria el “chivo expiatorio” que le salvaría el cuello a Reagan y a la CIA. La venta de armas y la financiación de los Contras nicaragüenses estaban prohibidas por el Senado norteamericano.

Panamá es invadida para derrocar a Manuel Noriega (ficha de la CIA desde 1966) en la llamada Operación “Just Cause” y el barrio El Chorrillo es reducido a cenizas.

En 1989 William Lind publica “El rostro cambiante de la guerra: hacia la cuarta generación”. Guerra de Cuarta Generación (Fourth Generation Warfare – 4GW) es el término usado para describir la última fase de la guerra en la era informática y de las comunicaciones. El campo de batalla será nuestras mentes.

Una serie de revoluciones apoyadas por la CIA, el Mossad, el MI6 y (en algunos casos) la Iglesia Católica sacude al bloque soviético, se conocerá como “El Otoño de las Naciones”. El Muro de Berlín cayó la noche del jueves, 9 de noviembre de 1989.

Hasta ese momento Reagan había intentado reducir el precio del petróleo para que los soviéticos no se financiaran con la venta de su crudo y lograr llevar a la quiebra a la  Unión Soviética.

90s

En los noventas se inicia un asunto que será transferido de padre a hijo (de Bush a Bush): Saddam Hussein, gran colaborador de la CIA, invade Kuwait. La CIA abasteció a las fuerzas de Hussein con dinero, información, armas y entrenamiento. En su larga lucha de ocho años contra Irán la deuda de Irak era impagable, a menos que se apoderara de los campos petroleros de Kuwait.

Una “joven enfermera” kuwaití narra las atrocidades de las tropas de Saddam en los hospitales kuwaitíes. Ella describe como vio personalmente a los soldados iraquíes sacar bebés de las incubadoras y dejarlos morir en el suelo.

Lo que se supo después es que esa muchacha, llamada Nayirah al-Sabah, en su vida había pisado Kuwait, porque era la hija del cónsul kuwaití de Nueva York y había vivido toda su vida en Estados Unidos.

Esta guerra fue la excusa para que el complejo militar industrial norteamericano experimentara con nuevas armas “in situ”.

Durante esos convulsos años Mijaíl Gorbachov había impulsado La Perestroika y La Glasnost. La Unión Soviética se prepara para su fin y curiosamente la CIA no pronostica esta circunstancia.

Tal vez esto se debe a que la caída del Bloque Soviético elimina el mayor motivo de existencia de la Agencia Central de Inteligencia como organización. Si se acaba el comunismo, se acaba la CIA.

Checoslovaquia, Bulgaria, Hungría y Polonia se retiran del Pacto de Varsovia que se disuelve formalmente en Praga el 1 de julio de 1991. Terminarían siendo miembros de la OTAN.

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la URSS, se declaró oficialmente disuelta el 25 de diciembre de 1991.

Francis Fukuyama anuncia el “El fin de la Historia y el último hombre”, las ideologías ya no son necesarias si se impone el libre mercado, si se impone el pensamiento único.

Terminaba la Guerra Fría, pero NO era el fin de la historia.

pCalavcia

JAVIER CONTRERAS
ILUSTRACIONES: J. CONTRERAS / ARCHIVO PROPIO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en HISTORIA, SERVICIOS SECRETOS y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CIA PARA PRINCIPIANTES (PARTE II: GUERRA FRÍA)

  1. Pingback: CIA PARA PRINCIPIANTES (PARTE I: LOS ORÍGENES) | 360 LETRAS

  2. Pingback: CIA PARA PRINCIPIANTES (PARTE III: 1991 – HOY) | 360 LETRAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s